En los últimos días, los medios de comunicación han estado zumbando con una noticia apasionante: la empresa Enjambres Madrid rescató un enjambre de abejas en las instalaciones de la NASA en Madrid. Este inusual encuentro entre la exploración espacial y la apicultura ha capturado la imaginación de muchos. Te contamos los detalles.

Muy cerca de la capital española, en las instalaciones de la NASA, un enjambre de abejas encontró un lugar inusual para establecerse. Los científicos y técnicos de la agencia espacial se sorprendieron al descubrir a estas incansables polinizadoras en su entorno de investigación espacial, en Robledo de Chavela.

La empresa Enjambres Madrid, liderada por el apicultor Sergio Tadeo, fue la encargada de llevar a cabo el rescate. Sergio, miembro activo de la comunidad de tierrasapicolas.com, se especializa en la recuperación de enjambres de abejas en Madrid y alrededores, y su traslado a colmenares seguros, para su mantenimiento y cuidado. Su equipo se movilizó rápidamente para garantizar la seguridad de las abejas y su traslado a un lugar más adecuado.

Rescate Espacial

En un emocionante giro de los acontecimientos, el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (MDSCC), operado conjuntamente por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y la NASA, se convirtió en el escenario de un rescate inusual: el de un enjambre de abejas espaciales.

Durante las rutinarias labores de mantenimiento en una de las antenas del MDSCC, los técnicos detectaron la presencia de un gran enjambre de abejas. Éstas habían elegido el sistema de telecomunicaciones para aplicaciones científicas más avanzado del mundo como su hogar. La antena se encuentra en la Dehesa de Fuente Anguila, un entorno privilegiado que forma parte de la Red Natura 2000.

La presencia del enjambre planteaba un riesgo para los trabajadores del MDSCC. Ante esta situación, el director del centro solicitó ayuda a los Bomberos de la Comunidad de Madrid. Estos, conscientes de la ubicación especial del enjambre, redirigieron la solicitud a un apicultor especializado en el rescate de enjambres: Sergio Tadeo y su empresa Enjambres Madrid.

Durante una noche memorable, Sergio Tadeo llevó a cabo la labor de salvamento. Con habilidad y cuidado, rescató aproximadamente 40.000 abejas, que pesaban en total 4 kg. Estas “abejas espaciales” fueron trasladadas a un lugar seguro, donde reciben mantenimiento y cuidados.

Aunque estas abejas ya no vivirán en el espacio, gracias a la NASA, a Sergio Tadeo y Enjambres Madrid, han encontrado un nuevo hogar en una colmena más tradicional. Tras su aventura espacial, desde su nuevo colmenar, estas incansables polinizadoras seguirán desempeñando su papel vital en la naturaleza, como polinizadoras.

El rescate de este enjambre es un recordatorio de que, incluso con la mirada puesta en el vasto universo, la vida en la Tierra sigue siendo preciosa y digna de protección. 🐝🚀

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.